Duelo

DUELO

El duelo es un proceso natural que ocurre cuando pierdes algo o a alguien importante en tu vida. Su función esencial es ayudarte a procesar y superar dicha pérdida. Durante este proceso aparecen una serie de fases (negación, ira, tristeza y aceptación) que ayudan a la persona a transitar la pérdida. De manera que la persona consigue adaptarse a la nueva situación.

Hay distintos tipos de pérdidas. En muchas ocasiones se produce tras la muerte de un ser querido, pero en otras muchas está ligado a la pérdida de un objeto con el que tienes un fuerte vínculo. También se produce ante una separación de pareja, a la ruptura de una amistad, al perder el trabajo, a la pérdida de las propias capacidades, etc.

Un duelo normal es muy doloroso, pero no necesariamente requiere de tratamiento profesional. Aunque algunas personas lo solicitan para que un psicólogo realice un acompañamiento en el proceso y ayude a manejarlo mejor. En cambio, sí es necesaria la intervención de un profesional cuando se trata de un duelo complicado o traumático.

En estos casos, la persona no ha podido procesar su pérdida correctamente y se queda estancada en alguna de las fases del duelo.

Síntomas del duelo complicado

Los síntomas relacionados con un duelo complicado son:

Factores de riesgo del duelo complicado

Estos son algunos de los factores de riesgo que pueden desencadenar un duelo complicado:

Volver a los problemas